Kane vuelve a celebrar Año Nuevo con gol y el Tottenham aplasta al Cardiff

Harry Kane disfruta en Año Nuevo. El 1 de enero, el delantero inglés no acusa el atracón de Nochevieja. Salta al césped sin trasnochar dispuesto a marcar. Le ha cogido el gusto a cambiar de calendario sin champagne pero con goles. Y en la victoria ante el Cardiff no rompió con su tradición anual.

En 2015, le marcó dos al Chelsea en Año Nuevo. En 2016 y en 2018, el Tottenham no jugó el 1 de enero. Sí en 2017, cuando le hizo un doblete al Watford. Y ante el Cardiff, en el estreno de 2019, no faltó a su cita: diana para situarse como el máximo realizador de la historia de la Premier en Año Nuevo con cinco goles junto a Andy Cole y Steven Gerrard. Un tanto que abrió el triunfo (0-3) de los ‘spurs’ ante el Cardiff y con el que se situó como ‘pichichi’ de la Premier (14 dianas) junto a Aubemayang.

En el sur de Gales, Kane arrancó 2019 como acabó 2018: marcando. En los cuatro partidos navideños del Tottenham (Everton, Bournemouth, Wolverhampton y Cardiff) no ha faltado a su cita con el gol. Está en racha (suma cuatro jornadas consecutivas viendo puerta) y añadió una víctima más a su colección. Empezó la jugada en la medular y de rebote, tras un mal despeje de la defensa galesa, hizo el 0-1 convirtiendo al Cardiff en el vigésimo octavo club al que marca en Premier. Ha celebrado goles ante todos los rivales a los que se ha enfrentando.

Kane descorchó el 2019 ‘spur’. Tras la derrota (1-2) ante el Wolverhampton, el Tottenham respondió con un triunfo contundente. A los 26 minutos ya iban 0-3 tras los goles de Eriksen y Son. El atacante surcoreano está desatado: acumula ocho goles y tres asistencias en sus últimos nueve partidos con el Tottenham. En su último duelo antes de marcharse a la Copa Asia, volvió a ‘mojar’. Y el conjunto visitante, el que más puntos ha logrado lejos de su estadio (30) en esta Premier, buscó abrir más brecha. Han ganado 10 partidos de 12 fuera igualando su mejor curso total lejos de su estadio en la nueva Liga inglesa. Alli y la vanguardia de Pochettino rozaron el cuarto en el epílogo.

El Cardiff fue valiente… pero apenas opuso resistencia. El español Camarasa, que venía de marcar en la victoria (0-1) ante el Leicester, se lesionó y tuvo que ser sustituido a la hora de duelo. Fernando Llorente, cuyo futuro en el norte de Londres es una incógnita, disputó los últimos cinco minutos. El equipo galés tendrá que seguir luchando por la permanencia. La batalla del Tottenham es otra. Recuperan momentáneamente la segunda plaza metiendo presión al líder Liverpool y al Manchester City antes del choque entre ambos. 48 puntos en 21 jornadas dan alas al sueño de la Premier.

Tomado de marca

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.